domingo, junio 3

La teta y yo.

Cuando estaba embarazada de mi hijo mayor, para mi la lactancia natural era la única opción contemplada.
Pero en contadas circunstancias sí existen problemas fisiológicos aunque, estos se dan afortunadamente en muy pocas mujeres. Pero una de esas mujeres fui yo.


Muchas veces nos rendimos antes de empezar la lucha y en ocasiones estamos desinformadas de algo que es tan natural que no deberíamos ni siquiera tener información. Las tetas son para mamar, no tienen otra función.


Pero en ocasiones no es cuestión de agobio, ni de dificultad, ni de desinformación. 
Y aunque los niños son muy listos y se saben el caminito a la teta, nosotras que somos un poco histéricas nos entra la paranoia y nos hacemos un mundo.
Para eso lo idóneo es acudir a clases de lactancia materna impartidas por matronas y dejarse de consejos y habladurías.


En mi caso mi bebé estuvo 2 días en incubadora, por que nació con un neumotorax por lo que no tuve mas estimulación que la de un sacaleches cada 3 horas, que no es suficiente.

Con el añadido de que pasé tres días en shock por que no sabía si mi bebé saldría adelante. Hasta el momento en que lo tuve entre mis brazos y fue entonces que fui capaz de llorar. 

Una vez en casa pase los 8 días mas duros de mi vida por tener el bebe al pecho las 24 horas del día, por que mamar es a demanda y el demandaba todo el tiempo.

Cuando le lleve al pediatra le puso una ayuda de biberón, no solo por pérdida de peso, si no por que el bebé estaba a punto deshidratarse. Tenía el abdomen hinchado.  No había sacado nada!!!

Con el sacaleches sacaba poquita, yo creía era por que estaba nerviosa y no lo hacia bien o algo, pero no, es que realmente no había más.

Fui a clases de lactancia por si no lo ponía en buena postura y allí me confirmaron que el niño se cogía bien.  Pero de poco me sirvió.

A partir de ahí continué con la lactancia 3 meses mas.

El tomaba pecho y la ayudita. A mi me caían las lagrimas de dolor; pero el dolor más grande fue de pena de ver q no iba a poder seguir dándole de mamar.

Tuve grietas, mastitis, hongos y de todo lo q se puede tener.

Pero yo seguía:" aunque sea un chupito para q se inmunice". Y al final el propio pediatra me dijo:" no te obceques, déjalo ya, q te va a costar la salud"

Y yo no tengo mas pena en la vida mas que la de haber tenido q dejarlo.


La lactancia materna es lo mejor para los bebes, por eso para estar preparadas acudid a clases de preparación al parto, donde os darán directrices de crianza; pero sobre todo incorporaros a un grupo de lactancia, que son un gran apoyo y os dirán si lo hacéis bien.
Sii tenéis problemas, os ayudarán a solucionarlos y si no se puede, como en mi caso, os respaldarán moralmente.

Las que no queréis dar de mamar por que así lo habéis decidido, estáis en pleno derecho de hacerlo sin ser criticadas.


Con mi hijo pequeño tampoco me fue posible por que me quedé tan anémica que estuve a punto de irme para el otro barrio literalmente;  y me ha costado más de un año recuperarme.
Pero estoy segura de que la infección respiratoria que padeció el peque con tan solo 20 días de vida,  se podía haber evitado con la lactancia. 

De modo que soy una mamá- teta frustrada; que ahora sin estar embarazada  sigue acudiendo a clases de preparación al parto y a grupos de lactancia, que locura ¿no?




8 comentarios:

  1. Es admirable lo mucho que lo intentaste, no te sientas frustrada, no te servirá de nada mas que para seguir atormentándote. Hiciste todo lo que pudiste y no fue posible. Un fuerte abrazo reconfortante y un enorme gracias por compartir tu experiencia ;)

    ResponderEliminar
  2. No , locura no. Me siento bastante identificada contigo. Y es que tanto leer que la lactancia siempre se puede lograr...a mí me hizo un poco de daño. Creia que mi segunda vez todo iba a ser posible pq estab super bien informada, lo deseaba, etc. Pero tuve también una anemia tremenda, y nos costó muchisimo lograrlo.
    Te entiendo por ser una situación parecida y porque yo también sigo dándole vueltas y vueltas. Asi que...basta ya! Lo pasado pasado está. Ser mama´es mucho más que eso.
    A veces leer demasiado deja de ser bueno ;-)

    ResponderEliminar
  3. Yo creo q lo mejor q se puede hacer es aquello q te haga estar bien y feliz, cada una se debe guiar principalmente por su instinto y este le dara las claves para hacer lo q realmente desee.

    ResponderEliminar
  4. UN año entero en recuperarte de la anemia, Jenni?? pufff,..qué pasada, no? pobre..yo siempre he estado muy baja de hierro y en el parto de El Menor perdí mucha sangre, nada más dar a luz me llevaron a una sala durnate casi dos horas porque tenía mucho frío y me quedé sin poder coger a mi bebé por vez primera, algo que intenté suplir teniéndole todo el rato al pecho y así llevamos ya un año. Lo nuestro ha sido fácil, pero porque con el Mayor ya tuve que aprender todo sobre el pecho, aunque es verdad que,gracias a Dios, todavía no he tenido ni una mastitis ni nada. Me parece genial que te informaras y sigas hasta acudiendo a grupos de mamis para aprender más cosas, quién sabe si eso es lo que te ayudara a que una lactancia te vyaa bien para el tercero, si lo hay! ;)

    ResponderEliminar
  5. Yo no he llegado a tener anemia, aunque me mareaba un montón en el postparto y lo curioso es que mi hierro estaba correcto. Yo creo que simplemente estaba agotada y con problemas familiares en los prinmeros meses...y cómo te recuperaste? a base de tomar hierro, filetazos, legumbres? yo intento hacer eso durante las reglas...a mí en el hospital me tuvieron que trasfundir hierro con El Menor y luego me daban unos batidos asquerosos de proteinas de chocolate, cómo los odiaba..ahora lo que sí que no puedo hacer es dejar mis vitaminas en la lactancia porque si no, me caigo redonda, yo creo!

    ResponderEliminar
  6. Es una larga historia.... Voy a hacer un post entero por q en el comentario no me va ni a caber. Pero tiene telita la cosa

    ResponderEliminar
  7. El tema de la lactancia es muy personal, y me parece estupendo tu comentario de que hay que saber respetar a todo el mundo, decida lo que decida.
    Si a ti te motiva el seguir acudiendo a las clases haces bien, hay qe hacer lo que a una le haga feliz, disfrutar o siemplemente estar mas tranquila.
    Un besin!

    ResponderEliminar

¡Deja tu comentario!