sábado, diciembre 5

¿Tu sabías que serías de mayor?

Yo no; siempre lo he dudado.

Cuando tenía alrededor de 6 años quería ser arqueóloga. Y mientras, leía sin control;  escribía cuentos y poemas...

Cuando tenía 8 años, quería ser abogada, y continuaba leyendo y escribiendo como si estuviese poseída.

A los 9 años quería ser periodista para poder escribir y leer desmesuradamente.

Hasta los doce fui gimnasta y lo dejé.

Después..... me daba igual, ya no tenía ilusión de ser nada.

Probé el arte dramático el en instituto, por hacer algo.

No me gustaba pintar, ni hacer manualidades, ni bordar, ni que nadie me dijese como tenía que hacer las cosas...

Seguí escribiendo, si algo me dolía, si me sentía pequeña, siempre que lo necesitaba....

Hoy no soy nada;  pero en el camino lo he aprendido todo... lo he guardado en mi.

A veces florece en lugares y formas insospechadas, a veces me sorprendo.

Hoy no soy nada, pero soy todo lo que he deseado ser.

Hoy no soy nada, pero, sigo mediando, sigo excavando, sigo actuando, sigo danzando, sigo escribiendo...

Hoy no soy nada, pero lo soy todo... Hoy soy madre, pero sobre todo, soy feliz.