sábado, junio 3

Esencial para madres despistadas e hijos guarretes.


No soy muy de sacar productos marujiles por estos lares, pero en este caso haré una excepción.

No es un post patrocinado, simplemente he encontrado dos productos que nos han hecho la vida más fácil y quería compartirlo.

Bueno, ya sabéis que llevo la cabeza en el cuerpo por que el cuello la sujeta, por que si no se me olvidaría en casa.
Por esa misma premisa os recomiendo este producto.

Se trata de un protector solar de Nivea para los enanos, protección 50.
¿ Que tiene de especial? Pues simplemente que es formato roll-on y tiene el tamaño de un desodorante.

¿ Por que me resulta imprescindible?

Por que siempre me acuerdo de Santa Bárbara cuando truena, o lo que es lo mismo, que me acuerdo de ponerles a los peques crema solar para ir al cole cuando ya estoy camino al cole.
Antes, se iban sin crema muchos días, y yo me sentía la peor madre del mundo, por mi mala cabeza.
Ahora me lo meto en el bolso y cuando estoy a mitad de camino y me acuerdo, lo saco y ¡Zas! protegidos en 5 segundos.


La textura es muy fluida por lo que se extiende muy fácilmente. No es nada grasa, que para mi eso es esencial, por que me da un asquete poner crema que no lo puedo soportar.

El único inconveniente que le veo es que van muy pocos ml para el precio que tiene.
Si sois de esas madres tan "centradas" como yo, os va a venir de perlas.


El otro imprescindible es para hijos guarretes, como el mío. Que no se lava los dientes así le metas la cabeza bajo el grifo tu misma.

Ahora que le han puesto ortodoncia, es NECESARIO que se los lave a conciencia, si no quiere sacar de ahí cortadas enteras de jamón.

Para este fin, y como a los niños todo jugando les mola más le he comprado este enjuague bucal de Lacer, "pre-cepillado" tan divertido.



Y digo divertido por que no hay nada que les guste más a los niños que se les ponga la boca azul.
Y en eso consiste este enjuage. Lo usas antes de lavarte los dientes y éste te tinta de azul las zonas en las que debes insistir más en el lavado. Después los lavas de forma normal.

Mi enano se lava los dientes de continuo solo por pintarse la boca. Así, que niños felices con bocas azules y dientes limpios. Todo un acierto.

Un pelín caro también, pero vale la pena.

Y esto es todo por el momento. Si hago algún descubrimiento más lo colgaré por aquí.

See you latter....


2 comentarios:

  1. Me requetencantan ambos!! (El colutorio incluso para mí jijiji) creo que lo del roll-on es un inventazo! Me voy a comprar uno para llevar en el bolso yo también.

    ResponderEliminar
  2. el protector en roll on esta increíble, soy mexicana y no los he visto por acá, pero me dedicaré a buscarlo. Saludos y excelente blog!

    ResponderEliminar

¡Deja tu comentario!